Milei les quitó 900 mil millones a los jubilados, las provincias, los subsidios y se los regaló a Paolo Rocca

Milei les quitó 900 mil millones a los jubilados, las provincias, los subsidios y se los regaló a Paolo Rocca

Nunca en la historia de este país se vio una expropiación tan brutal a los bolsillos del pueblo como en estos dos meses que van del gobierno de Milei.

En 60 días, la dupla Milei Caputo, le sacaron 900.000 millones de pesos a los jubilados, a los subsidios al transporte, a la energía, a las provincias, a los empleados públicos y más, cualquiera que lea estas líneas lo ha sufrido en carne propia.  Y como contrapartida eximió a la empresa de uno de los financistas de LLA, que aporto 20 millones de dólares para la campaña de Milei, de pagar impuestos a las ganancias en el país, con lo que esa empresa, TECHINT, dejará de pagar una cifra que ronda los 1.000.000 de millones de pesos en concepto de ese gravamen en el país, por el acuerdo de eximición de pago en Argentina del impuesto a las ganancias a las empresas con domicilio fiscal en Luxemburgo. Milei y Caputo hicieron el ajuste más grande en 30 años y los jubilados fueron los más perjudicados: el gastó cayó casi 900 mil millones. Las jubilaciones y pensiones sufrieron el 33% del recorte, subsidios a la energía el 14%, inversión real directa el 12%.

¿Pero dónde fue a parar la plata?, porque la plata nunca desaparece en la economía, lo que ocurre es que cambia de manos.

De acuerdo al informe de la consultora IARAF Los más afectados por el ajuste fueron las jubilaciones y pensiones contributivas $ 885.074 millones, los subsidios a la energía $ 366.451 millones, la inversión real directa $ 321.474 millones, y las transferencias a las provincias $ 310.781 millones.

Milei, a pesar de su discurso en contrario, no vino a ajustar a ‘la casta’, los hechos son más que reveladores, de su verdadera intención. En nuestro país, la recaudación fiscal proveniente de los impuestos a las ganancias y al patrimonio, los impuestos que paga la casta, se cuentan entre los más bajos del planeta, incluso en estos conceptos se recauda menos que en el Impuesto al Valor Agregado -IVA-, algo que debería abochornarnos, especialmente a la clase política, responsable de la legislación impositiva. Y a la justicia, que no hace cumplir la Ley Penal Tributaria que establece penas de cárcel, además de sanciones económicas para los evasores fiscales. Algo que jamás se ha cumplido.

Y la plata que le falta al pueblo, está ingresada, plin caja, en los bolsillos de las petroleras, las concentradoras de comodities del sector primario y las grandes cadenas de comercialización de alimentos que concentran la venta del 85 % de los bienes de consumo masivo. Dolarizaron todo, menos los salarios y las jubilaciones. Que no lo vea el que no lo quiera ver.

Los jubilados son la variable de ajuste, no ‘la casta’, aunque mientan lo contrario

 

De acuerdo al mismo informe, los impuestos que paga ‘la casta’ en estos primeros meses registraron cifras a la baja, en particular, los impuestos sobre Bienes Personales (60,7%), Ganancias (37,3%), aportes y contribuciones (25%), impuestos internos (813,9%) e impuesto al cheque (1,7%). Los datos están ahí para quien los quiera consultar, mientras que el IVA, el impuesto que grava los consumos populares mostró un crecimiento en términos reales del 9,7%.

Los remedios habitualmente consumidos por los adultos mayores sufrieron una disminución de consumo del 45 %. Un dato que en sí mismo revela la extrema crueldad de la casta que ha tomado el poder en Argentina.

De acuerdo al Observatorio Social de la Universidad Católica (UCA)[i], el registro del aumento de la pobreza en los últimos 60 días supera el 57,4%. mientras que en el tercer trimestre del año pasado era del 44 %. La indigencia paso del 9,6%, al 15% en enero pasado, lo que significa que en este momento hay 7 millones de personas en situación desesperante. Se trata de la cifra más alta desde que el Observatorio Social de la UCA registra la pobreza, en 2004.

Con las recomposiciones del 15% en febrero y 13% en marzo anunciadas por el Gobierno, el salario mínimo vital y móvil (SMVM) consolidó un desplome que lo deja por debajo del nivel de los años 90 y a menos de la mitad del vigente en 2015. Con el plan de devaluación y ajuste de Javier Milei, los trabajadores en su conjunto perdieron más de un billón de pesos.

Milei decidió llevar a cabo la segunda devaluación más brusca de la historia del país en diciembre de 2023 y el efecto sobre la inflación fue inmediato. Se generó así una inédita pérdida de poder adquisitivo del salario que llegó a ser de 16% en sólo un mes para los trabajadores estatales (más que el recorte de 13% de Bullrich en 2001).

Macri, que mantiene a su amanuense Caputo, programa a Villaruel como ‘plan b’ de un Milei que se sigue moviendo en la frontera del juicio político.

Solo los inadvertidos de siempre, o los inexperientes adolescentes que ‘compraron’ el personaje diseñado por IA y promocionado con éxito lapidario por los medios controlados por el ex presidente, se permiten ignorar que quien verdaderamente gobierna es MM. De hecho, todas las medidas económicas que están colapsando la adhesión popular al gran pelucón, no son sus ideas, sino de su mentor en las sombras, que las que ejecuta a través de su alfil, el ministro de Finanzas.

Pero el acelerado desgaste político no lo absorbe él, sino el desaforado monigote que instaló en el sillón de Rivadavia, cuando personalmente tuvo que asumir, a fuerza de resultados de encuestas, que su persona, finalmente no resultaría ganadora en elecciones libres y democráticas porque las mayorías visualizaron quién realmente es, y jamás lo votarían de nuevo.

Él, con sus consultores, saben mejor que nadie que la situación social puede colapsar en cualquier momento, por el enorme daño que ha producido en los sectores populares, enviando a las mayorías, a la escasez, el hambre y la miseria. Y sabe que, de caer motosierra, en el contexto de acciones parlamentarias, su sucesor es la actual vicepresidenta, Victoria Villaruel, la ‘viuda de Videla’ como la ha bautizado la calle, que con modales menos agresivos que su compañero de fórmula, también es portadora de una ideología extrema, a la que decora con su reivindicación de la etapa mas tenebrosa de nuestra historia, y de sus responsables. Que frotan sus manos soñando con regresar, esta vez por los mecanismos democráticos, al poder.

MM ha comenzado a tomar distancia (siempre en apariencias) a través de los medios que controla, difundiendo que da por caído el acuerdo con Javier Milei de fusión partidaria para las elecciones del año próximo, entre el PRO y LLA, porque ha decidido que, para seguir ejecutando su plan económico/político, instalado el 10 de diciembre pasado, tiene que tener listo su ‘plan b’, ante lo que podría ser la eventual destitución parlamentaria del gran pelucón, cosa que ha planeado cuidadosamente y está en este momento en plena ejecución.

 

 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *