El Gobierno responsabilizó a las provincias por el conflicto docente

El Gobierno responsabilizó a las provincias por el conflicto docente

A medida que los gremios más conflictivos profundizan las medidas de fuerza o suben el tono de las advertencias

El Gobierno sostiene una postura intransigente frente a los sindicatos, y avisa sobre acciones contra sus líderes en represalia por la suspensión de actividades en los rubros que ya anunciaron paros y se adelanta a la discusión por los salarios de los docente. Tras convocar a la paritaria nacional, avizora acciones de protesta, pero no muestra preocupación y planea endilgar a las provincias cualquier costo político por una huelga.

En tanto el Gobierno defiende el ajuste y mantiene en un podio sagrado la meta de equilibrar el déficit fiscal, la CGT amenaza con un segundo paro general; ayer no trabajaron los ferroviarios agrupados bajo el paraguas de La Fraternidad que conduce Omar Maturano; mañana paran los trabajadores de sanidad (que afectarán el servicio de todos los centros de salud del país, públicos y privados); y los cuatro gremios docentes nacionales de la CGT (UDA, CEA, AMET y SADOP) anunciaron un cese de tareas preventivo para el lunes.

Justamente en el delicado ámbito educativo abundan las señales de que el conflicto es inminente. El jefe de Suteba, el kirchnerista Roberto Baradel, puso el grito en el cielo anteayer, cuando se confirmó la decisión de Milei de declarar la educación como servicio esencial, lo cual impediría suspender actividades a los trabajadores para que se respeten los derechos adquiridos y la lucha por los salarios, que los libertarios consideran un tipo de extorsión.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *