Javier Milei corta el diálogo con gobernadores

Javier Milei corta el diálogo con gobernadores

Enterrado el proyecto de ley ómnibus, el Gobierno va por el plan B: implementar por decreto varios de los artículos rechazados por el Congreso.

La furia del Presidente tras el papelón en Diputados se descargó sobre varios mandatarios provinciales, con quienes cortó puentes. La caza de «traidores» puede alcanzar al titular de ANSES, Osvaldo Giordano, y a otros dirigentes con cargos en Ejecutivo que responden al cordobesismo.

La primera reacción, en caliente, fue armar un pelotón de fusilamiento. A través de su cuenta personal de Twitter, Javier Milei descargó su furia desde Israel reposteando un listado de los diputados “traidores” que hicieron caer el proyecto de ley ómnibus, y también otro que señalaba a los gobernadores de Córdoba y Santa Fe, Martín Llaryora y Maximiliano Pullaro, como responsables de su fracaso. El círculo más cercano al Presidente, en la tarde de este miércoles, se animaba a dar por terminado todo tipo de diálogo con ellos y con otros mandatarios provinciales a los que, durante las primeras semanas de gestión, un sector de la Rosada aspiraba a contar como aliados potenciales.

En resumen, la idea es mandar vía decreto todos los puntos del paquete que puedan ser implementados a sola firma desde el Ejecutivo. Varios funcionarios ya fueron abriéndole la puerta a esa posibilidad. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, dijo en la noche del miércoles que tras el fracaso de la ley, «ahora hay que ir por otro camino». El vocero presidencial, Manuel Adorni, se sumó en la mañana del miércoles al planteo y aseguró que el Presidente aplicará su programa «con las herramientas que la Constitución le permite (SIC)».

 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *