Plan de lucha: es necesario un paro activo el día que se trate la ley, con piquetes y movilización

Plan de lucha: es necesario un paro activo el día que se trate la ley, con piquetes y movilización

Continúan los rumores de negociaciones a espaldas del pueblo para llegar a un acuerdo entre el oficialismo, el PRO, Hacemos Coalición Federal y la UCR. El peronismo no hace nada para impedirlo. Es necesario tomar con fuerza en nuestras manos el paro nacional con movilización del 24 de enero pero continuar con un plan de lucha hasta que caigan la Ley Ómnibus, el DNU y todas las medidas de ajuste. En ese sentido la izquierda propone un paro nacional con piquetes y movilización al Congreso el día que se trate la ley.

Por estas horas, siguen corriendo rumores de negociaciones a espaldas del pueblo entre el oficialismo, el PRO, la UCR y Hacemos Coalición Federal, para acordar un dictamen y enviar la Ley Ómnibus modificada a la Cámara de Diputados y el Senado.

Como denunció La Izquierda Diario, la Ley Ómnibus, junto con el «Caputazo» y el DNU, constituyen el plan de ataque en shock que el nuevo Gobierno ha lanzado sobre las mayorías populares, con el objetivo de implementar una fuerte ofensiva y reformas estructurales a favor de sectores concentrados del poder económico.

Para este plan, en las últimas horas viene acelerando sus acuerdos con los bloques «colaboracionistas» del Congreso Nacional, que prestan sus favores para que la ley se apruebe. Es falso que le estén poniendo límites importantes: se predisponen a dejar pasar ataques a los trabajadores, los jubilados, la cultura, la educación y la salud. A la vez, acordarían darle facultades delegadas a Javier Milei para que gobierne como un rey. Menos republicanos, imposible.

En ese marco, se está preparando el paro nacional con movilización del 24 de enero. La izquierda, a la vez que convoca a tomarlo en sus manos y le exige a la CGT que el paro en el transporte sea contundente para poder garantizar una fuerte medida de fuerza, hace ahora una nueva propuesta: de acuerdo a trascendidos, en los próximos días podría alcanzarse un dictamen en comisiones y enviar el proyecto para su votación en la Cámara de Diputados la semana que viene. Es necesario que el paro del 24 no sea una medida aislada sino parte de un plan de lucha hasta derrotar la Ley Ómnibus, el DNU, todas las medidas de ajuste y el Protocolo represivo de Bullrich. En ese sentido, es necesario que las centrales sindicales convoquen a un paro nacional con piquetes y movilización al Congreso Nacional el día que se trate la ley, para poner toda la fuerza del pueblo trabajador al servicio de derrotar estos planes favorables al gran poder económico y de enorme empobrecimiento.

Ni el Mega DNU ni la Ley Ómnibus se pueden negociar. Es negociar partes de un ajuste que seguirá siendo salvaje. Hay que derrotarlos en las calles.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *