El plan Caputo comenzó a naufragar

El plan Caputo comenzó a naufragar

No consiguió financiamiento, se despertaron los dólares paralelos, se amplió la brecha cambiaria y el riesgo país está en record de Milei

A una velocidad inesperada, la estrategia del equipo económico empieza a hacer agua. La tasa de inflación está desbocada y todas las reservas acumuladas del Banco Central se utilizarán para pagar deuda en este mes. El programa de austeridad fiscal va rumbo a provocar una profunda recesión que alejará el objetivo de equilibrio de las cuentas públicas.

En menos de un mes de gestión, la estrategia cambiaria-financiera de la dupla mesadinerista de ministro de Economía, Luis Caputo, y del presidente del Banco Central, Santiago Bausili, empieza a hacer agua. El entusiasmo inicial de operadores, inversores y analistas de la city está mutando a potentes interrogantes acerca de cuál es la capacidad del gobierno de Milei para liderar el proyecto político de Revolución Reaccionaria.

 

La evolución de las variables financiera, cambiaria y bursátil refleja que la luna de miel del mercado con los socios Caputo & Bausili está llegando al final. Para los protagonistas de la city existen varios motivos de la desilusión temprana:

* No apareció la línea de crédito adicional del FMI de 10.000 a 15.000 millones de dólares prometida por Caputo.

*El equipo económico está padeciendo, del mismo modo que la administración anterior, la negociación para reflotar el acuerdo o diseñar uno nuevo con el FMI para conseguir los dólares para cancelar la cuota de capital e intereses con el propio FMI. Al igual que el equipo económico liderado por Sergio Massa también pidieron concentrar los vencimientos para fin de mes.

* Bancos y fondos de inversión de Wall Street le bajaron el pulgar al pedido de financiamiento vía una operación denominada Repo (crédito contra garantía de títulos públicos).

* El bono del Banco Central para la deuda con los importadores (Bopreales) fue un fracaso estrepitoso.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *