Caputo anunció una fuerte devaluación y llevan el dólar a $800

Caputo anunció una fuerte devaluación y llevan el dólar a $800

El ministro de Economía presentó un plan de 10 puntos destinado, dijo, a “evitar la catástrofe”. Confirmó que el gobierno no hará más obra pública, reducirá los subsidios al transporte y la energía y las transferencias discrecionales a las provincias. Además duplicará el valor de la AUH y un 50% el de la tarjeta Alimentar para atenuar el impacto social.

En el segundo día del gobierno de Javier Milei, el ministro de Economía Luis Caputo anuncia un paquete de medidas económicas que contempla fuertes modificaciones en materia cambiaria y fiscal.

«Si seguimos como estamos, vamos inevitablemente camino a una hiperinflación. Podemos llegar a nivelesde 15.000 por ciento anual. Hablamos de que un litro de leche pase de 400 a 60.000 pesos en el lapso de un año».

«Si uno le preguntara a los argentinos, cuál es el mayor problema, más del 95% de las respuestas se las llevaba la deuda, el inflación y el dólar. Sin embargo, la génesis de nuestro problema ha sido siempre el fiscal. Como se manifiestan como problemas son las consecuencias de cómo se financió ese déficit», afirmó el ministro de Economía.

«Siempre hemos sido adictos al déficit, solucionar las consecuencias nunca han solucionado las raíces del problema y por eso hemos caído en crisis recurrentes», añadió.

«De los últimos 120 años, Argentina ha tenido déficit en 113. Esto quiere decir que tuvo que financiar financiar ese déficit, con deuda o con emisión. Gastar más de lo que se recauda es la razón de nuestros problemas», describió el funcionario.

«Venimos a solucionar este problema de raíz para no tener que padecer más inflación y pobreza. No hay más plata, no se puede seguir gastando más de lo que recaudamos».

Las medidas de emergencia anunciadas por Luis Caputo

No se renuevan los contratos laborales del Estado que tengan menos de 1 año de vigencia, «una practica habitual en política está en incorporar familiares, amigos, antes de la finalización de un término de mandato».

Se decreta la suspensión de la pauta publicitaria del Gobierno Nacional por un año. Durante 2023, entre Presidencia y los ministerios gastaron 34 mil millones de pesos. «No hay plata para gastos que no sean estrictamente necesarios, y mucho menos, para sostener con plata de los contribuyentes medios que se crean solo para alabar las virtudes de los gobiernos de turno».

Los ministerios se reducirán de 18 a 9, y las secretarías de 106 a 54. Esto va a redundar en la reducción del 50% de los cargos jerárquicos de la función pública y el 34% de los cargos totales.

Reducir al mínimo las transferencias discrecionales del Estado a las provincias, recursos que se han usado como moneda de cambio para hacer política.

El Estado Nacional no va a licitar pública nueva y va a cancelar las licitaciones aprobadas cuyo desarrollo no haya comenzado. La obra pública ha sido siempre uno de los principales focos de corrupción del Estado. El Estado no tiene plata ni financiamiento para llevarlas a cabo.

Reducción de subsidios

Se reducen los subsidios a la energía y al transporte. «El Estado sostiene artificialmente precios bajísimos en tarifas energéticas y transporte a través de subsidios. La política siempre lo ha hecho engañando a la gente haciéndoles creer que les pone plata en el bolsillo pero se paga con la inflación».

Se mantienen los planes Potenciar Trabajo de acuerdo con lo establecido en el presupuesto 2023 «Vamos a duplicar la Asignación Universal por Hijo y vamos a aumentar la Tarjeta Alimentar al 50%. Esto va en línea con lo que decíamos antes, que vamos a fortalecer los planes que van directo a la gente, sin intermediarios, y a la gente que más lo necesita».

El nuevo dólar de 800 pesos

El tipo de cambio oficial va a pasar a valer 800 pesos, para que los sectores productivos tengan realmente los incentivos adecuados para aumentar la producción. Esto va a estar acompañado por un aumento provisorio del impuesto país a las importaciones y a las retenciones de las exportaciones no agropecuarias.

Caputo justificó ese tipo de cambio: «De esta manera, beneficiamos a los exportadores con un mejor precio y equiparamos la carga fiscal para todos los sectores, dejando de discriminar al sector agropecuario. Finalizada la emergencia, vamos a avanzar en la eliminación de todos los derechos de exportación, que consideramos un gravamen perverso que entorpece el desarrollo argentino».

Se reemplaza el sistema SIRA de importaciones por un sistema estadístico y de información que no requerirá de la aprobación de licencias. Se termina así la discrecionalidad y se garantiza la transparencia del proceso de aprobación de las importaciones. El que quiera importar, ahora podrá hacerlo, y punto.

La economía en los próximos meses

Con respecto a lo que viene, Caputo sostuvo que «estamos heredando una inflación reprimida que se está destapando, un rezago de la política monetaria ultraexpansiva de los últimos cuatro años y los controles de precios que nunca funcionan».

El ministro adelantó que «vamos a estar durante unos meses peor que antes, particularmente en términos de inflación. Como dice el presidente: ‘es preferible decir una verdad incómoda que una mentira confortable'».

«Este es el camino correcto, si seguimos por el otro camino vamos a un escenario de mayor pobreza, mayor inflación y mayor sufrimiento. Argentina es un país rico en recursos naturales y humanos. Si hacemos los deberes que nunca hemos querido hacer, permitámonos soñar con ese gran país que el mundo entero tanto admiraba», finalizó Caputo.

Los mercados en compás de espera

Debido a que la presentación de Caputo fue después del cierre de los mercados, habrá que aguardar hasta el miércoles para conocer cómo recibieron los actores económicos y financieros los primeros anuncios del Gobierno de Milei.

 

 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *