Bolsonaro cada vez mas solo y sin ideas

Bolsonaro cada vez mas solo y sin ideas

La renuncia del general Azevedo e Silva fue interpretada por analistas como un intento del mandatario brasileño de tener un ministro de Defensa más afín a sus ideas.

El ministro de Defensa de Brasil, general Fernando Azevedo e Silva, fue despedido este lunes del cargo por el presidente Jair Bolsonaro, en el marco de un sorpresivo movimiento en el gabinete, acelerado por la probable salida del canciller, Ernesto Araújo, quien es resistido por el Senado.

«Preservé a las Fuerzas Armadas como instituciones de Estado», dijo el ministro de Defensa saliente en un comunicado difundido luego de reunirse con Bolsonaro en el Palacio del Planalto.

La jugada de Bolsonaro cayó como sorpresa en el mundo militar, sobre todo porque el mandatario ser irritó por la posición del jefe del Ejército, general Edson Pujol, en favor de las cuarentenas.

Este es el segundo general que echa el ex capitán Bolsonaro: la semana pasada cayó el hasta entonces ministro de Salud, Eduardo Pazuello.

Se especulaba esta tarde que el sucesor de Azevedo e Silva sería el jefe de gabinete, general retirado Walter Braga Netto, o el general retirado Luiz Eduardo Ramos, secretario general de la Presidencia.

El diario O Globo indicó que Bolsonaro quiere destituir a todos los comandantes de las tres fuerzas para que tengan un mayor alineamiento con su pensamiento, sobre todo luego de que la jefatura militar no adhiriera a las manifestaciones a favor del cierre del Congreso el año pasado.

El cambio en Defensa ocurre cuando los clubes de militares retirados conmemoran como un festejo el 31 de marzo de 1964, día del golpe militar contra Joao Goulart que instaló una dictadura hasta 1985.

Por la mañana, el canciller Araújo presentó su renuncia a Bolsonaro, quien no se la había aceptado hasta esta tarde, reclamada sobre todo por la mayor parte del Senado.

Bolsonaro y Araújo en foto de archivo.

Bolsonaro y Araújo en foto de archivo.

Araújo acusó a la exministra de Agricultura Katia Abreu, jefa de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, de haber hecho lobby a favor de aceptar a China en la licitación de 5G, teniendo en cuenta que el agronegocio es el principal motor de la economía, sobre las exportaciones al país asiático.

Trumpista y declarado enemigo de China en sus escritos, Araújo fue llamado «marginal» por la senadora Abreu.

La oposición tiene listo un pedido de juicio político a Araújo por su supuesta negligencia frente a la pandemia y al proceso para la adquisición de vacunas.

La derrota electoral de Trump redujo el poder de influencia de Araújo, amigo personal de presidente dentro de la diplomacia del Palacio de Itamaraty y un hombre fuerte del gurú de la ultraderecha brasileña, el astrólogo Olavo de Carvalho.

Araújo podría ser reemplazado por el actual embajador en Francia, Luis Serra, según fuentes oficiales.

La modificación en el gabinete formaría parte de crear lugares para el «Centrao», la derecha parlamentaria que estás aliada al gobierno y que comanda Diputados y el Senado.

El titular de Diputados, Arthur Lira, oficialista, amenazó la semana pasada con «remedios amargos» frente a la incompetencia del gobierno frente a la pandemia, de la cual Brasil es el centro mundial con más de 2.500 muertos diarios en promedio por semana y el 80% del país bajo colapso.

En medio de este clima, el gobernador paulista, Joao Doria, un exbolsonarista que se convirtió en uno de los principales enemigos de la familia Bolsonaro por el tratamiento dado a la pandemia, anunció que se muda de su mansión en Jardim Europa, barrio de clase alta de San Pablo, al Palacio de los Bandeirantes, la sede del gobierno.

«Regresamos a los tiempos oscuros en que la integridad física de aquellos que defienden la vida y la democracia está bajo amenaza», dijo Doria, un magnate del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) cuyo padre, diputado, debió exiliarse durante la dictadura, régimen que defiende Bolsonaro.

La casa de Doria se transformó en un constante centro de protestas contra las cuarentenas.

En el plano diplomático, crecen las acciones para el almirante Flavio Rocha, secretario de Asuntos Estratégicos y almirante que ganó relevancia en la diplomacia paralela al Palacio de Itamaraty.

Rocha también es Secretario de Comunicaciones desde hace una semana.

Araújo había participado el viernes pasado de la cumbre virtual del Mercosur al lado del presidente Bolsonaro y el ministro de Economía, Paulo Guedes.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *